El c√°ncer en adultos mayores

Escuchar la palabra -c√°ncer- paraliza. De pronto, un cachetazo de realidad incierta y atemorizante llega para quedarse un largo tiempo. Tanto el paciente como su c√≠rculo √≠ntimo est√°n desconcertados, y aunque saben que deben comenzar a reaccionar ante el diagn√≥stico, les resulta dif√≠cil entender por d√≥nde empezar, c√≥mo, cu√°ndo. Que importante resulta aqu√≠ ¬Ėy en todas las fases del tratamiento¬Ė la asesor√≠a y el acompa√Īamiento de un equipo m√©dico especializado que allane el camino y gu√≠e con su saber e intervenciones a los afectados por esta dura enfermedad, quienes no solamente deber√°n someterse a procedimientos de distintos tipos, sino que seguramente deber√°n tomar decisiones al respecto, as√≠ como sufrir modificaciones en las rutinas cotidianas.

A la hora de escoger opciones de tratamiento, la edad nunca debe ser -la base- del análisis para la toma de decisiones. Si bien se tiene en cuenta que el envejecimiento trae consigo la posibilidad de aumento del riesgo de sufrir otras enfermedades y lesiones, afectando así el bienestar, la independencia y la autoestima de una persona. Como bien se sabe, el proceso de senectud es complejo y cada persona envejece a un ritmo diferente, esto significa que su edad real puede no reflejar su edad fisiológica, la cual puede estimarse de acuerdo a cuán bien funciona su organismo tanto a nivel físico como a nivel mental.

Coexisten ciertas afecciones m√©dicas que son comunes en los adultos mayores, como la cardiopat√≠a, la artritis y la presi√≥n arterial elevada, y dem√°s limitaciones f√≠sicas o mentales, que pueden afectar el dise√Īo del plan m√©dico a seguir en un adulto con c√°ncer, interfiriendo as√≠ en el tratamiento y la recuperaci√≥n.

Por ejemplo, la edad se asocia con una incapacidad gradual para lograr las actividades diarias, como el uso de los medios de transporte y la capacidad de ir de compras sin ayuda o de nutrirse correctamente por cuenta propia. Los adultos mayores que requieren ayuda en estas áreas tienen menor tolerancia al estrés, que incluye el estrés asociado al tratamiento contra el cáncer. Al entender qué tareas puede y no puede realizar un adulto mayor, es más fácil identificar qué tipo de tratamiento supone el menor riesgo con el mayor beneficio y cuántos cuidados de apoyo necesitará la persona.

Otro de los factores a tener en cuenta en este proceso, son las cuestiones pr√°cticas y emocionales presentes. Cuestiones de dependencia tanto f√≠sica como emocional, complejizan los recursos a implementar. Ejemplo de ello son los adultos mayores que requieren de otro para el transporte y el acceso al tratamiento, que seg√ļn sea la predisposici√≥n de los dem√°s, la situaci√≥n familiar y/o econ√≥mica, etc., puede demorar o interrumpir el tratamiento.

El acceso a la información resulta un tema fundamental en el transcurso de la enfermedad. Cada adulto mayor con cáncer se enfrenta a desafíos distintos, por lo que es necesario que tanto ellos como la familia y las personas que los cuidan comuniquen con claridad cualquier pregunta, observación o inquietud a su equipo de atención. Anticipar los desafíos puede ayudar a evitar o reducir los riesgos a la salud y el bienestar de un adulto mayor y minimizar el estrés asociado con el diagnóstico.

En relaci√≥n a la dependencia mencionada, como cualquier paciente con c√°ncer ¬Ėe incluso en algunos casos m√°s¬Ė los adultos requieren de ayuda para organizar la atenci√≥n m√©dica y acceder a ella. Por ello, es factible que precisen de la gesti√≥n de familiares, cuidadores, amigos u otros colaboradores, para una amplia gama de necesidades de apoyo f√≠sico, emocional y pr√°ctico. El sistema de apoyo debe entrenarse en reconocer cu√°ndo necesitan ayuda y aprender a aprovechar los recursos y servicios de asistencia.

Es importante dejar en claro que cuando se trata de adultos mayores con c√°ncer, la edad es solo un n√ļmero. Cada uno gozar√° de niveles de salud e independencia distintos, as√≠ como de una expectativa diferente de tratamiento, y es eso lo que deber√° contemplarse a la hora del dise√Īo del plan de atenci√≥n. Lo que no cambia, repiti√©ndose en todos los pacientes igual, es lo positivo de ser escuchados, contenidos y apoyados en el proceso que deben enfrentarse para tener tanto una mejor red de contenci√≥n, como una recuperaci√≥n m√°s r√°pida y eficaz.


Fecha: 07 Feb 2018


Fuente: unosantafe.com.ar
Asilo Para Mayores Adultos Con Rehabilitacion Fisica - Residencias Para Adultos Mayores En Queretaro - Guarderias Para Adultos Mayores Del Imss

Durante 20 A√ĎOS nos hemos distinguido por la atenci√≥n y el buen servicio ofrecido.

Blog del adulto mayor

Beneficios de los Asilos - Estancia para el Adulto Mayor Puebla - Libros Para Adultos Mayores

Los 9 Alimentos que Mejoran su Función Cerebral

Hay buenas noticias para todos usted que dijeron que sí… claramente podrá aumentar su capacidad intelectual con los alimentos que consume. Y si s

 casa hogar y centro de rehabilitaciůn para ciegos adultos en puebla - recomendaciones para casa de adultos mayores - actividades recreativas para ancianos

Ense√Īan a volar con la vejez

El Loco Valdés anunciaron su regreso a los escenarios por una corta temporada en el Teatro Rafael Solana, con la obra de Carlos Gorostiza,

Como Organizar Actividades para Ancianos - Casa Para Gente de la Tercera Edad en Puebla Mťxico - Actividad Ancianos Autocontrol

Nueve consejos para dormir mejor, seg√ļn un m√©dico especialista en sue√Īo

Es fundamental dormir bien. Y no debería ser difícil lograrlo. Bajo estas ideas, Brandon Peters-Mathews, médico neurólogo y especialista en su

casa de asistencia para personas mayores - libros para personas dela tercera edad - hogares oara ancianos en monterrey mexico

Cómo son las nuevas construcciones pensadas para adultos mayores

Las propiedades pensadas para un p√ļblico de la tercera edad surgen en el mercado local y aprovechan la segmentaci√≥n para dif