Despistes en la tercera edad ¬Ņson normales?

El cerebro comienza a envejecer alrededor de los 40 a√Īos, aunque algunos expertos adelantan el inicio de este proceso de envejecimiento a la d√©cada de los 30. Las funciones cognitivas, como la capacidad de razonar y la memoria, comienzan a deteriorarse mucho antes de que empecemos a tener distracciones y olvidos, y a lamentarnos de lo despistados que nos hemos vuelto.

Sin embargo, y antes de alarmarnos porque no recordamos el nombre de una persona que nos acaban de presentar, o lo que comimos el domingo, o d√≥nde aparcamos el coche ayer cuando llegamos a casa, hay que se√Īalar que aunque no afecte a todas las personas por igual, es normal tener ciertos despistes, e incluso m√°s dificultades para aprender cosas nuevas y fijar los recuerdos que cuando √©ramos j√≥venes.

Pero también es importante saber que el envejecimiento no provoca, por sí mismo, una pérdida significativa de la memoria, y que si en vez de tratarse de episodios aislados, los olvidos son frecuentes e importantes, hasta el punto de interferir en el desarrollo normal de tus actividades cotidianas y afectar a tu calidad de vida, es necesario consultar de inmediato con un médico porque puede ser un síntoma de otras enfermedades.

Causas de olvidos y despistes en la tercera edad

Entre las principales causas de los olvidos y despistes que sufren las personas mayores están el estrés continuado y la acumulación de tareas. La mayoría de los adultos mayores tienen que estar pendientes del trabajo, el mantenimiento de la casa o el cuidado de otros (hijos, padres, nietos, mascotas…), y por ello deben priorizar y atender primero lo más relevante, dejando en un segundo plano las tareas que pueden esperar. Además, el olvido es saludable y necesario, y la memoria, selectiva, porque en caso contrario enloqueceríamos con el bombardeo de estímulos que recibimos permanentemente a través de los sentidos.

Los trastornos emocionales como la ansiedad o la depresi√≥n tambi√©n afectan a las capacidades cognitivas y pueden dificultar el desempe√Īo de las tareas habituales y perjudicar la memoria a corto plazo, aunque esto se resuelve tratando el problema emocional.

El consumo o la exposici√≥n a sustancias t√≥xicas, como el alcohol, el cannabis, la coca√≠na, o el tabaco, entre otras, puede provocar un da√Īo permanente en el cerebro que tenga como consecuencia la p√©rdida de memoria y otras funciones cognitivas, que se acent√ļa al llegar a la edad adulta. Tambi√©n algunos medicamentos, un d√©ficit de vitamina B12 o algunas enfermedades, como por ejemplo problemas de tiroides, pueden provocar fallos de memoria.




Fecha: 09 Feb 2018


Fuente: webconsultas.com
Casas De Recuperacion Para Enfermos De Diabetes - Residencias De Personas Mayores Que Hagan Dieta De Potasio - Juegos Pasivos Para Personas Mayores

Durante 20 A√ĎOS nos hemos distinguido por la atenci√≥n y el buen servicio ofrecido.

Blog del adulto mayor

cuidar a personas mayores - casa para adultos mayores - casa de adultos mayores

Clases de yoga para personas mayores

El yoga puede mejorar el estado físico y tratar la salud de las personas mayores y de la población más sedentaria. La Asociación Estadouni

 baile para adultos mayores - casa de asistencia para ancianos - ropa para personas de la tercera edad

Una vejez segura y tranquila para las personas mayores

Para 2050, una de cada cinco personas en Argentina tendr√° 65 a√Īos y m√°s, seg√ļn datos del Centro Latinoamericano y Caribe√Īo de Demograf√≠a.

abuelitos en casa de retiro - casa de retiro para mayores - personas mayores

Cómo cocinar para una persona mayor

Conforme las personas envejecen, su va perdiendo la capacidad de detectar sabores en los alimentos. Como consecuencia, los alimentos empiezan a p

 asilos en queretaro gratuitos en celaya - direccio casa reposo vida plena en queretaro - lecturas para gente mayor con disartria

Futbol mejora la salud en adultos mayores

Los beneficios al hacer ejercicio no son pocos y se sabe que una rutina adecuada puede ayudarnos a mantener un nivel optimo en nuestra salud. Sin