PROBLEMAS EN LOS HUESOS

ClŪnica para ancianos - Casa de descanso para ancianos - Casa Geriatrica

Los problemas √≥seos m√°s importantes en las personas dependientes son la artrosis, la osteoporosis, la fractura de cadera y el dolor. Estos problemas tienen un manejo espec√≠fico para poder disminuir al m√°ximo sus efectos de aumento de la dependencia. 

Artrosis

La artrosis no es una enfermedad en s√≠, sino una consecuencia del envejecimiento. Es la destrucci√≥n del cart√≠lago que cubre el hueso en las articulaciones y que pierde as√≠ su funci√≥n de cojinete o almohadilla, por lo que la articulaci√≥n tiene menos movimiento y se hace dolorosa. La artrosis afecta con mayor frecuencia a las manos, la columna vertebral, las caderas y las rodillas, y es en estos dos √ļltimos lugares donde m√°s perjuicios suele llegar a provocar. 

Aunque no se conocen con certeza las causas de la artrosis, s√≠ se sabe que los riesgos de padecerla aumentan con la edad y que un exceso de peso contribuye al desgaste de las articulaciones. Por ello la mejor prevenci√≥n es evitar el exceso de peso en la articulaci√≥n (disminuci√≥n de la obesidad) y la sobrecarga excesiva o una inadecuada pr√°ctica laboral, as√≠ como la realizaci√≥n de un ejercicio f√≠sico adecuado y equilibrado. 

Para tratar la artrosis, los m√©dicos recurren a los analg√©sicos del tipo paracetamol, calor local y ejercicios. El calor relaja los m√ļsculos doloridos y estimula la circulaci√≥n sangu√≠nea en la regi√≥n afectada. Por su parte, el fr√≠o provoca la constricci√≥n de los vasos sangu√≠neos y bloquea el influjo nervioso en la articulaci√≥n, con lo que la regi√≥n dolorida queda como adormecida, lo que tambi√©n supone una terapia eficaz. En los casos de artrosis graves, se puede recurrir a la cirug√≠a. La cirug√≠a ortop√©dica, en particular la colocaci√≥n de pr√≥tesis de rodilla o de cadera es una gran alternativa cuando el dolor y/o la incapacidad afectan a la calidad de vida. Los resultados suelen ser excelentes y no est√°n limitados por la edad. 

Una recomendaci√≥n fundamental en el cuidado de la artrosis es la conservaci√≥n de la agilidad de las manos. Las manos son un tesoro. Cuando las manos est√°n bien, pueden abotonar la ropa, girar la llave en la cerradura, coser, hacer punto, manualidades, sujetar el cuchillo y el tenedor... Por eso es importante mantenerlas √°giles y flexibles durante el mayor tiempo posible. Algunos ejercicios contribuyen a ello de forma eficaz. A continuaci√≥n se proponen algunos, sencillos de realizar, que se pueden practicar primero con una mano y despu√©s con la otra, cuantas veces se desee, siempre y cuando no provoquen dolores: 

Llenar un barre√Īo con agua caliente. Tanto fuera como dentro del agua, agarrar una esponja, apret√°ndola y solt√°ndola sucesivamente, primero con una mano y despu√©s con la otra. 

En el mismo barre√Īo, sustituir el agua por arena y esconder en ella una docena de objetos peque√Īos. Con los ojos cerrados, buscarlos e identificarlos por el tacto. 

Colocar canicas (de venta en grandes superficies y en jugueter√≠as) dentro de una bolsa y hacerlas rodar con la palma de la mano para activar la sensibilidad t√°ctil. 

Colocar una goma el√°stica alrededor de los dedos y tratar de separarlos, procurando alejar lo m√°s posible el pulgar del me√Īique. 

Con el antebrazo en reposo sobre la mesa, coger dos pelotas de ping-pong y hacerlas girar primero en un sentido y despu√©s en otro. Todos los dedos trabajan al mismo tiempo, pero es el √≠ndice el que hace girar las bolas. Es un ejercicio que favorece la circulaci√≥n y, a la vez, relaja. 

Osteoporosis

Es la p√©rdida excesiva de hueso, muy superior a la que normalmente se produce con los a√Īos, y que predispone a la fractura de √©ste por m√≠nimos traumatismos. Ocurre con una frecuencia unas ocho veces superior en la mujer que en el var√≥n debido al cambio hormonal que supone la menopausia y la llegan a padecer casi la mitad de las mujeres a partir de los 75 a√Īos. 

Los primeros s√≠ntomas suelen deberse a peque√Īos aplastamientos de las v√©rtebras, que al no poder soportar el peso se aplastan, lo que produce dolor o encorvamiento de la espalda. 

La prevenci√≥n se fundamenta en el ejercicio f√≠sico y una dieta abundante en leche y sus derivados. Tambi√©n se deben evitar ciertos factores favorecedores como el exceso de cafe√≠na, alcohol o tabaco. 

El esqueleto y la musculatura se desgastan m√°s cuanto menos se usan. Hay que ejercitarlos, caminar al menos una hora al d√≠a y alimentarlos correctamente. El aporte diario de calcio debe ser de entre 1 y 1,2 g, cantidad que equivale a 100 g de queso gruyere, a un litro de leche, a dos de agua mineral rica en calcio o a 6 √≥ 7 yogures. No hay que olvidar tampoco las prote√≠nas, necesarias para el crecimiento de los huesos y de los m√ļsculos. Es necesario un aporte de un gramo por kilo de peso corporal al d√≠a, es decir, una persona de 60 kilos precisar√° 60 gramos de prote√≠nas diarios. Seg√ļn un reciente estudio, para luchar contra la p√©rdida de masa muscular ligada a la edad es m√°s eficaz consumir lo esencial de la raci√≥n proteica (carne, pescado) al mediod√≠a en lugar de repartirla a lo largo de la jornada. Otros estudios afirman que las verduras de color verde oscuro, en particular el br√©col, ricas en vitamina K, favorecen la mineralizaci√≥n √≥sea. 

Para prevenir la osteoporosis realice ejercicio físico (deambular 15 minutos todos los días) y una dieta abundante en leche y sus derivados. Evite el exceso de cafeína, alcohol o tabaco, y no coja pesos de forma inadecuada
Para que el calcio se fije bien en los huesos, es necesaria la vitamina D, presente en los pescados grasos (sardinas, at√ļn...) y, tambi√©n, fabricada por la piel bajo los efectos de los rayos del sol. Media hora de exposici√≥n solar (a √ļltima hora de la tarde, en verano) es muy beneficiosa, como lo es tomar un complemento de esta vitamina al comienzo del invierno. 

La osteoporosis, que afecta sobre todo a los huesos de la cadera, de las mu√Īecas y a las v√©rtebras, es una enfermedad silenciosa, que no avisa. Generalmente, la enfermedad ya est√° bastante avanzada cuando aparecen los s√≠ntomas, entre ellos, una curvatura acentuada de la espalda o una disminuci√≥n de la estatura. Ambos son consecuencia de la compresi√≥n de las v√©rtebras entre s√≠, pero, cuando esto sucede, con toda seguridad ya se han producido fracturas. 

Para combatir la osteoporosis, la herramienta m√°s √ļtil son los medicamentos espec√≠ficos que frenan la p√©rdida de masa √≥sea, favorecen su aumento y, en consecuencia, aminoran los riesgos de fracturas. Aunque los suplementos de calcio son beneficiosos, no son suficientes para frenar la progresi√≥n de la enfermedad. Sin embargo, el ejercicio f√≠sico (sobre todo caminar) ayuda a fortalecer los huesos y los m√ļsculos. Adem√°s, hay que mimar y cuidar el cuerpo: descansar tras un ejercicio que haya requerido gran esfuerzo, utilizar las extremidades de manera que no se fuercen las articulaciones, instalar rampas y barras de apoyo para ahorrar esfuerzos, no hacer esfuerzos in√ļtiles, etc. 

Como la consecuencia m√°s temible de la osteoporosis es la fractura de cadera, lo m√°s importante que se puede y debe hacer cuando aparezca la enfermedad es evitar en lo posible dichas fracturas, que casi siempre son consecuencia de una ca√≠da. Evitar las ca√≠das es en la actualidad el tratamiento m√°s adecuado que se puede indicar en una persona mayor con osteoporosis. 

La fractura de cadera

El f√©mur es el hueso m√°s largo de nuestro cuerpo. Recorre la pierna desde la rodilla a la cadera, a la que se ancla gracias a una cabeza redonda precedida de una zona de estrechamiento que forma un codo con el cuerpo del hueso. Esa zona estrecha es lo que se denomina cuello de f√©mur o cuello femoral. 

Su fractura es muy frecuente entre las personas mayores. Generalmente, la fractura del f√©mur s√≥lo ocurre cuando el hueso es fr√°gil: antes de los 50 a√Īos no suele ocurrir, de no ser por un accidente o un golpe muy violento. Adem√°s de la edad, el sexo es un factor de riesgo: este tipo de fractura tiene mayor incidencia entre las mujeres debido a que, tras la menopausia, con el descenso de hormonas, se produce una p√©rdida de tejido √≥seo. La osteoporosis, que es la consecuencia de una p√©rdida excepcional de masa √≥sea, es tambi√©n responsable de la mayor parte de estas fracturas: probablemente del 90%.

La fractura es consecuencia de una ca√≠da, generalmente tonta y no necesariamente violenta: un tropiezo con un bordillo, con una alfombra... En la fractura m√°s frecuente se produce un crujido, se siente un fuerte dolor a la altura de la ingle y resulta imposible levantarse. La pierna adopta una postura particular: la rodilla mira hacia fuera y el pie descansa sobre su lado externo. Otras veces, los s√≠ntomas son, por el contrario, equ√≠vocos. El crujido no es tan claro, el dolor se localiza en el muslo y hace pensar en un tipo de tendinitis. Algunas personas logran, incluso, caminar (cojeando, debido al acortamiento de la pierna). Para disipar todas las dudas, hay que hacer una radiograf√≠a, √ļnica prueba capaz de diagnosticar la fractura. 

El manejo de la fractura de cadera es siempre quir√ļrgico y constituye una urgencia m√©dica. En cuanto se sospecha debe remitirse a la persona al servicio de Urgencias para la realizaci√≥n de una radiograf√≠a de cadera y llegar al diagn√≥stico de fractura. El tratamiento habitual es una operaci√≥n quir√ļrgica y lo ideal es que si no hay ninguna contraindicaci√≥n √©sta se haga lo antes posible, a ser posible dentro de las primeras 24 horas tras la fractura. La operaci√≥n puede consistir en consolidar el hueso con clavos o placas de metal o, lo que es m√°s frecuente en la actualidad, colocar una pr√≥tesis de cadera. Los cirujanos tienen mucha experiencia en este tipo de intervenciones, las pr√≥tesis son hoy de gran calidad y la anestesia es mucho menos agresiva que hace algunos a√Īos. La mayor√≠a de las pr√≥tesis se colocan con anestesia epidural, que s√≥lo duerme la parte inferior del cuerpo, lo que permite operar sin restricciones, incluso a las personas que padecen enfermedades pulmonares o de coraz√≥n. Hasta no hace mucho era preciso someter la pierna a tracci√≥n, con la ayuda de cables, poleas y pesos, para que estuviera en la posici√≥n adecuada hasta la cicatrizaci√≥n, lo que pod√≠a prolongarse durante meses. A lo largo de ese tiempo, no era raro que el estado general de los pacientes declinara r√°pidamente, ya que, en muchos casos, la fractura se complicaba con la aparici√≥n de escaras, problemas respiratorios, flebitis... 

Hoy todo esto ha cambiado. Por regla general, al d√≠a siguiente de la operaci√≥n el enfermo ya puede sentarse. La duraci√≥n y la calidad de la recuperaci√≥n dependen tanto del estado anterior del enfermo como de su voluntad de volver a realizar una actividad normal. Una persona que se val√≠a por s√≠ misma antes de la fractura no tendr√° grandes problemas, en principio, para volver a caminar: lo ir√° haciendo progresivamente, del brazo del fisioterapeuta, en los d√≠as siguientes a la intervenci√≥n. 

La cicatrizaci√≥n completa se produce, como t√©rmino medio, en un plazo de tres meses desde la operaci√≥n, pero hay que tener siempre presente que el estado de √°nimo es un elemento esencial del tratamiento. El cirujano es el personal m√©dico responsable de indicar cu√°ndo el paciente puede apoyar e intentar comenzar la deambulaci√≥n. Pero es muy importante exigir al traumat√≥logo la realizaci√≥n de rehabilitaci√≥n con el traslado a unidades geri√°tricas de media estancia, llevadas por geriatras cuyo objetivo es la recuperaci√≥n completa. Las fracturas de cadera no rehabilitadas contin√ļan siendo una de las principales causas de inmovilidad y de dependencia. Toda persona mayor, tras el episodio de fractura de cadera, puede y debe volver tras la rehabilitaci√≥n oportuna a su situaci√≥n previa de movilidad. 

Despu√©s de la intervenci√≥n quir√ļrgica, el principal riesgo es la aparici√≥n de flebitis, es decir, la formaci√≥n de co√°gulos en las venas. Para prevenirla es necesario la aplicaci√≥n de inyecciones subcut√°neas de heparinas de bajo peso molecular que deben de ponerse hasta un mes despu√©s de la fractura de cadera. Esto lo puede hacer el propio paciente o la familia, ya que la t√©cnica de la inyecci√≥n es igual que en las inyecciones de insulina. 


Fecha: 25 Jun 2014


Fuente: mayores.consumer.es

Estancias disponibles:

Estancias de día para abuelitos

Estancia de día

Horarios de atención de 9AM a 5PM.
Es un espacio para fortalecer cuerpo y mente a través de diferentes actividades físicas, terapias ocupacionales, rehabilitación física.

Estancia Temporal para adultos mayores

Estancia Temporal

Ideal para personas que por diferentes circunstancias (viajes, remodelaciones o imprevistos) requieren de un lugar para alojarse.

Estancia Permanente para personas de la tercera edad

Estancia Permanente

Apoyo a nuestros residentes en sus cuidados primarios, ofreciendo apoyo las 24 hrs. del día por cuidadoras y enfermeras capacitadas para la atención de adultos mayores.

Lugar para Rehabilitación y Recuperación de adultos mayores

Rehabilitación y Recuperación

Estancia para Rehabilitación y Recuperación post hospitalaria o post operatoria del adulto mayor.

Durante 20 A√ĎOS nos hemos distinguido por la atenci√≥n y el buen servicio ofrecido.

Blog del adulto mayor

hogares para adultos mayores en mexico - actividad recretiva de adulto mayor - asilo para personas con alzheimer

Cómo evitar accidentes en los hogares de nuestros mayores

A medida que nos hacemos mayores nuestras capacidades físicas y cognitivas envejecen también. Por éste motivo es muy importante asegurarno

casa de asistencia para adultos - hogar anciano en queretaro - hogares para adultos mayores

Claves para envejecer mejor: m√°s amigos, ejercicio y menos carne

A medida que el hombre prolonga su expectativa vital crece el interés por llegar a la madurez con una buena calidad de vida. Se trata de un afán

Casa de descanso para ancianos - Cuidado de las personas mayores - Descanso para ancianos

Aumenta n√ļmero de adultos mayores que viajan al DF por apoyos

México.- El Distrito Federal tiene el primer lugar nacional en migración de adultos de mayores de diversos estados, quienes viajan a la capital d

casa para el adulto mayor gratuitas - gimnasia cerebral para agilizar la mente - casa de asistencia para adultos mayores en mexico

¬ŅMedicamentos para crear neuronas? En un futuro, puede que s√≠.

Durante la enfermedad de Azheimer y otras enfermedades neurodegenerativas como el párkinson mueren las células del cerebro llamadas neuron