Hiporexia: cuando los abuelos dejan la comida en el plato

Nutriciůn para personas mayores - Medicamentos para ancianos - Asistencia para ancianos

Se trata de la hiporexia que, en palabras de la doctora Rosa Burgos, endocrin√≥loga y Coordinadora de la Unidad de Soporte Nutricional del Hospital Vall d¬íHebron en Barcelona, ¬ďsignifica disminuci√≥n del apetito; as√≠ como la anorexia ser√≠a una falta absoluta de apetito, la hiporexia ser√≠a una disminuci√≥n, de cualquier causa¬Ē.

Federico Cuesta, geriatra del Hospital Cl√≠nico San Carlos de Madrid y miembro de la Sociedad Espa√Īola de Geriatr√≠a y Gerontolog√≠a (SEGG), a√Īade que ¬ďes un s√≠ntoma que nos tiene que hacer indagar si hay algo m√°s debajo porque, puede ser que una nueva medicaci√≥n que hayamos ofertado al mayor disminuya su apetito o que tenga una patolog√≠a m√°s severa, es una se√Īal de alarma que nos hace investigar m√°s¬Ē.

Burgos estima que un 50 ó 60 por ciento de los ancianos en el país tienen este problema, que se dispara y se complica, principalmente, por dos causas: la edad y la enfermedad.

La vejez no viene sola

Cuesta explica que ¬ďel 90% de los pacientes mayores de 80 a√Īos presentan alteraciones del apetito¬Ē asociadas, en primera instancia, a factores fisiol√≥gicos.

En palabras m√°s simples: los ancianos ¬Ďnormalmente¬í comen menos porque disminuyen sus necesidades f√≠sicas y porque con la edad el est√≥mago comienza a pedir menos cantidad; algunos porque perciben los sabores y olores de forma distinta, y otros por culpa de alg√ļn f√°rmaco que est√©n recibiendo para tratar alguna otra complicaci√≥n.

Otro factor clave que produce la hiporexia es social. ¬ďLos ancianos no pueden aislarse del ambiente que les rodea: muchas veces han perdido seres queridos recientemente, est√°n solos, tienen ingresos en hospitales o, de forma involuntaria, se les lleva a residencias porque no pueden cuidarlos en casa¬Ē, lo cual tiene un impacto en su √°nimo que se ve reflejado en platos de comida intactos.

¬ďLa hiporexia puede ser tambi√©n un s√≠ntoma de alguna enfermedad que necesite apoyo psicol√≥gico, como una depresi√≥n; cuando se eval√ļa al paciente uno de los aspectos que hay que interrogar es el estado an√≠mico, porque podr√≠a ser una de las causas¬Ē, a√Īade Burgos.

En el peor momento

El agravante n√ļmero uno de la falta de hambre es que, como la mala suerte, aparece en el peor momento. ¬ďLa enfermedad est√° ligada a la hiporexia y esto, para nosotros, es un problema porque cuando una persona est√° enferma es cuando necesita m√°s energ√≠a y m√°s prote√≠nas para recuperarse¬Ē, asegura Burgos.


EFE/Harald Schneider
La desnutrici√≥n es la consecuencia m√°s grave. Cuesta describe c√≥mo se complica el rechazo a cualquier men√ļ: ¬ďcuando hay una disminuci√≥n en la ingesta, nuestros pacientes mayores empiezan a perder peso y, con el tiempo, acaban desnutri√©ndose; la desnutrici√≥n nos introduce en el c√≠rculo vicioso de las complicaciones, las estancias hospitalarias, incluso la mortalidad¬Ē.

Si un paciente pelea con la comida cuando tiene sus defensas golpeadas por alguna patolog√≠a, se vuelve propenso a la desnutrici√≥n, que es, como dice Burgos, ¬ďuno de los principales problemas en los grandes hospitales: la desnutrici√≥n relacionada con la enfermedad¬Ē.

Adem√°s, ¬ďel empleo de f√°rmacos para las enfermedades de esas personas tambi√©n, l√≥gicamente, altera el apetito¬Ē, como se√Īala Cuesta.

Difícil de detectar

Otro agravante de la hiporexia es que se camufla en la ¬ďnormalidad¬Ē. Como se supone que los mayores ¬ďnormalmente¬Ē comen menos, muchos ni se han enterado de que su padre, madre, abuelo o abuela no est√° comiendo ni la mitad de lo que necesita para mantenerse en pie.

Burgos ve el fenómeno a diario en su consulta. Asegura que es difícil poner en evidencia la falta de apetito porque los pacientes no lo mencionan, lo encuentran normal o creen que no tiene solución.

¬ďNos pasa mucho con los ancianos, a los que les preguntamos: -¬ŅTiene apetito? Y responden: -Lo normal. -¬ŅY qu√© es lo normal? Y te explican lo que est√°n comiendo y realmente es insuficiente¬Ē, enfatiza. Por eso, el apetito de una persona mayor es algo que hay que aprender a leer.

Las se√Īales de alarma

¬ďNuestro principal signo de alarma es el peso. Es fundamental monitorizar el peso¬Ē, recomienda Burgos y agrega que toda p√©rdida de peso no intencionada indica que la persona mayor est√° comiendo menos de sus necesidades.

Otro signo es el plato lleno y fr√≠o sobre la mesa. ¬ďCuando se le pone la cena y vemos que esa comida que le gustaba, que incluso solicitaba, empieza a quedar en el plato, ese es un indicador de que algo est√° fallando¬Ē, apunta Cuesta.

Tambi√©n es frecuente la aversi√≥n a cosas espec√≠ficas, como dice Burgos: ¬ďhay determinados alimentos que les generan rechazo. Es muy frecuente con la carne roja¬Ē.

En consecuencia, muchos ancianos reemplazan las comidas que les producen asco con otras que el cuerpo les pide, como los dulces. Seg√ļn Burgos, muchos de sus pacientes cenan un caf√© con leche con dos magdalenas, lo que desequilibra su dieta y, a largo plazo, puede lesionar su salud.

Interrogar y actuar

El primer paso para que la hiporexia no se salga de control es, como afirma Cuesta, detectarla. Para eso es crucial analizar lo que comen los abuelos en este momento y compararlo con lo que comían, por ejemplo, hace tres meses.

Burgos trata el tema en la misma l√≠nea. Dice que el apetito ¬ďes un s√≠ntoma que hay que interrogar porque tiene tratamiento diet√©tico y farmacol√≥gico si hace falta y si un profesional lo determina¬Ē.

Apenas se tenga la certeza de que esa boca cerrada est√° trastornando la nutrici√≥n, hay que ir con cuidado. ¬ďSi intentamos que aumenten la cantidad de comida sirvi√©ndoles un plato enorme, vamos mal, porque, al contrario, vamos a intensificar el rechazo¬Ē, resalta Burgos. Todo entra por los ojos, hasta el asco.

Para contrarrestar la hiporexia, los consejos diet√©ticos van encaminados a la ¬ďdieta fraccionada, es decir, comer poco y a menudo, con platos enriquecidos¬Ē. Burgos sabe de recetas.

¬ďEl plato debe tener la mayor cantidad de energ√≠a y prote√≠nas posible. Si hacemos un pur√© de verduras, podemos utilizar clara de huevo para enriquecerlo en prote√≠nas o quesito¬Ē, sugiere.

Lo que no debe fallar en la ejecuci√≥n de un men√ļ para un anciano que se niega a vaciar su plato es el volumen. Burgos recomienda que ¬ďcon el mismo volumen demos m√°s energ√≠a y prote√≠nas, la idea es hacer cinco o seis comidas a lo largo del d√≠a, con poco volumen¬Ē.

El gusto tambi√©n es eficaz. Cuando la hiporexia se aferra a un anciano hospitalizado, apelan a sus preferencias: ¬ďmuchas veces nos sale m√°s rentable que la familia le traiga esa comida favorita que en el hospital no le podemos ofrecer¬Ē, comenta Cuesta. Seducir el apetito tambi√©n funciona para que los abuelos dejen sus platos vac√≠os.


Fecha: 30 Jun 2014


Fuente: efesalud.com

Estancias disponibles:

Estancias de día para abuelitos

Estancia de día

Horarios de atención de 9AM a 5PM.
Es un espacio para fortalecer cuerpo y mente a través de diferentes actividades físicas, terapias ocupacionales, rehabilitación física.

Estancia Temporal para adultos mayores

Estancia Temporal

Ideal para personas que por diferentes circunstancias (viajes, remodelaciones o imprevistos) requieren de un lugar para alojarse.

Estancia Permanente para personas de la tercera edad

Estancia Permanente

Apoyo a nuestros residentes en sus cuidados primarios, ofreciendo apoyo las 24 hrs. del día por cuidadoras y enfermeras capacitadas para la atención de adultos mayores.

Lugar para Rehabilitación y Recuperación de adultos mayores

Rehabilitación y Recuperación

Estancia para Rehabilitación y Recuperación post hospitalaria o post operatoria del adulto mayor.

Durante 20 A√ĎOS nos hemos distinguido por la atenci√≥n y el buen servicio ofrecido.

Blog del adulto mayor

casas de reposo para ancianos en querťtaro - centros de mesa para personas mayores - asilos en celaya

Buenos h√°bitos para prevenir la demencia senil leve

Aunque la edad y la historia familiar de enfermedad son los dos factores de riesgo más importantes para desarrollar demencias después de los 65 a

Hobbies para Adultos Mayores - Ejercicios GeriŠtricos - Clinica para ancianos

Más del 70% de los mayores no realiza la actividad física indicada para su edad

Pese a que no existe nada más efectivo que la actividad física para mantener a raya las enfermedades asociadas al envejecer, más del 70% de los a

hacienda vida plena - casas de asistencia para adultos mayores - actividades para abuelos en asilos

Juegos para la tercera edad

La palabra juego o juguete suele estar ligada a la idea de infancia, pero no siempre es así. A pesar de que muchos de ellos están orientados a lo

Casa de estancia para ancianos - Casas de estancia - Casa de estancia para adultos mayores

Las mejores actividades para las personas mayores

El envejecimiento no tiene por qué significar aburrimiento e inactividad. Las personas mayores pueden participar en numerosas actividades que son