Sexualidad a la vejez: sin etiquetas ni prejuicios

casa de descanso para jubilados en queretaro - casa de reposo saltillo - albergues y asilos en queretaro
Sexualidad a la vejez: sin etiquetas ni prejuicios
 
El placer físico es una experiencia deseable y válida para los adultos mayores.

  Lamentablemente viven en una sociedad que prefiere darle importancia a los cuerpos jóvenes, en vez de reconocer que con el paso del tiempo existirán más personas de la tercera edad. Los hombres o mujeres que pasan de los 65 años no se convierten en seres asexuados, como se suele pensar de manera equivocada. Palabra Mayor Los adultos mayores tienen el derecho de practicar libremente su sexualidad. Hay que entender que el disfrute de una relación amorosa sigue presente con el paso de los años. Pero, ¿por qué causa desagrado mirar a dos personas mayores besándose o acariciándose en la calle? Y si los imaginamos desvistiéndose uno al otro. 

¿Será pecado? La verdad es que el placer sexual es una experiencia deseable y válida para el grupo etario porque genera bienestar. Lo malo está en los prejuicios o ese imaginario colectivo que los mira como asexuados o como algo que incomoda, por decir lo menos. El tema de la influencia del envejecimiento sobre las actividades sexuales es de nuestro siglo. 

El hombre se ha enfrentado de forma súbita a una prolongación de su vida con escasos conocimientos de su capacidad fisiológica y un patrón cultural en el que se integran rígidos conceptos sobre sexo, transmitidos de otras generaciones y que muchas veces resultan ser falsos. Uno de esos conceptos equivocados es el que plantea que la actividad sexual debe desaparecer en la edad avanzada. 

Es decir desear o tener fantasías sexuales, después de los 60 años, no es natural, fisiológico, moral o socialmente bien visto. Para muchas personas de ambos sexos resulta un factor de ansiedad llegar a la vejez. Los adultos mayores tienen derecho a ejercer su sexualidad. No importa que exista una menor cantidad de contactos sexuales o lleguen a un orgasmo de manera diferente. 

El nivel de interés sexual está relacionado con el que hayan desarrollado y mantenido a lo largo de su vida, explica Víctor Pérez, máster cubano en Longevidad Satisfactoria, en su estudio “Sexualidad humana: una mirada desde el adulto mayor”. Pérez menciona que aquellos que tuvieron una vida sexual activa -desde edades tempranas- la perpetúan, mientras que aquellos que a lo largo de su existencia ejercieron un sexo pobre y falto de interés, pierden el deseo por la sexualidad más tempranamente. 

La continuidad de la relación sexual en la vejez es esencial, así como favorecer de algún modo el hecho de que se fomenten nuevas parejas, en especial cuando uno de los miembros fallece y el otro expresa la necesidad o el deseo de tener compañero o compañera. “Lo importante es que el adulto mayor no pierda el ánimo sexual, ya que con el abandono de la sexualidad paulatinamente comenzamos a declinar en todos los órdenes de la vida, social, laboral, el aspecto físico y, la manera de combatir esta declinación es el afecto, ya que muchas veces es solo miedo al fracaso sexual”, enfatiza Pérez. 

El hombre que desarrolla una vida activa y no pierde la confianza, dice el experto cubano, será capaz de lograr erecciones y orgasmos hasta edades muy maduras. La preocupación por el trabajo o situaciones económicas llevan a desviar el interés sobre la actividad entre los 40 y 60 años. 

En el mundo moderno esta es una etapa de productividad laboral e intelectual y la mujer o el hombre relega a un segundo plano la actividad sexual. Los hombres y mujeres sanos física y psíquicamente, entre los 50 y 70 años o, incluso, a edades más avanzadas, pueden mantener un determinado nivel de actividad sexual. Esta es una posibilidad más que comprobada si son personas libres de estereotipos, prejuicios y tabúes. Cuando la persona pierde a su pareja y cae en un período de inactividad sexual casi absoluto, puede suceder que, si en etapas posteriores, desea iniciar relaciones con otra pareja, se presentan mayores dificultades para lograrlo, sobre todo en el hombre, por disfunciones de la erección (síndrome de la viudez). Por lo general, son los hijos los primeros en cuestionar la búsqueda de una nueva pareja cuando el hombre o la mujer enviuda, porque lo consideran negativo o amoral, visto desde las creencias religiosas. 

Si el sexo es saludable y sienta bien a cualquier edad, lo aconsejable es abandonar los prejuicios que atentan contra las personas mayores, su forma de relacionarse y de disfrutar de la vida. Es una realidad que la sexualidad de las personas mayores está invisibilizada. Es un tabú.

La muestra fotográfica rompe los esquemas que se imaginan erróneamente, para mostrar la belleza de disfrutar la sexualidad en la vejez. Puede que sea una serie perversa la de ‘Old Love’, pero representa comportamientos que suceden desde que el ser humano se convirtió en otro animal más en la Tierra con un pulgar oponible. La sociedad prefiere darle prioridad a los cuerpos jóvenes, de belleza sintéticamente eterna, antes que reconocer que en alrededor de 30 años estará compuesta –a mayor porcentaje– por cuerpos y mentes viejas.

   
Fuente: eltelegrafo.com.ec
20 Feb 2017
Keywords: casa de descanso para jubilados en queretaro - casa de reposo saltillo - albergues y asilos en queretaro

Eventos


Más eventos

Videos



Ver más videos

Noticias

Galería
Galería de Hacienda Vida Plena - Casa de asistencia y cuidado para adultos mayores en Querétaro



Noticias

Todas las noticias