Alimentos imprescindibles para mantener en forma tu cerebro

El cuerpo ha sido diseñado para auto renovarse, regularse y curarse de manera natural. Para obtener la vida saludable y completa que necesita nuestro cuerpo es esencial una forma de de alimentación variada y equilibrada.

Además, una dieta sana puede contribuir a frenar el deterioro cognitivo que se produce cuando envejecemos. Estos seis elementos son imprescindibles para mantener en forma tu cerebro: verduras de hoja verde (acelga, col, lechuga, hierbas aromáticas, espinacas, alcachofas... dos veces al día), pescados azules (sardinas, atún, salmón... son ricos en ácidos grasos Omega 3), frutos secos (almendras, avellanas, piñones, pipas de calabaza, sésamo, nueces...), proteínas (marisco, lácteos, huevos, ternera, pollo, legumbres... contienen Vitamina B, por lo que son buenos para el cerebro), frutos del bosque (tienen un alto contenido en antioxidantes y mejoran la memoria) y agua (hay que beber, como mínimo, dos litros diarios).

Aspectos que te aportaran muchísimos beneficios

Es importantísimo que desde el principio se coma despacio y se mastique bien cada bocado.

Realizar, como mínimo, cuatro comidas al día.

  • Comer preferiblemente alimentos asados, al horno, al vapor o a la plancha.
  • Moderar el consumo de azúcares, dulces y golosinas.
  • Disminuir la cantidad de café y té, ya que alteran el sueño.
  • Reducir el consumo de sal, evitando añadirla en las comidas.
  • Introducir aceites vegetales como soja y maíz. Disminuir el consumo de grasas de origen animal, como manteca y mayonesa.
  • Al comprar la carne elige la que tenga menos grasas y selecciona carnes blancas, como el pollo y el pescado.
  • Es recomendable tomar de 4 a 5 piezas de lácteos como la leche y el yogur con bajo contenido en grasas (descremados). Éstos aportan proteínas, hierro, calcio, vitaminas y antioxidantes. Es importante que sepas que el calcio mantiene fuertes los huesos y previene la osteoporosis.

Por último, consume al menos 5 porciones de fruta y verduras al día, ya que contienen fibra, es decir, favorecen la digestión y ayudan a bajar el colesterol.

El desayuno saludable ideal

Un desayuno rico y saludable es ideal para empezar el día. Un propuesta muy acertada podría ser:

Fruta: una pieza entera o en zumo (con su pulpa) le servirá para abrir el apetito y mejorar la digestión. Además, aporta numerosos elementos indispensables para la salud, como la fibra y las vitaminas.

Alimentos hechos a base de cereales: pan, biscotes, cereales de desayuno, etc.

Algún producto lácteo: leche, yogur o queso.

Una fuente de proteínas: un poco de carne magra (jamón cocido por ejemplo) o, de vez en cuando, huevos.


Fecha: 18 Oct 2017


Fuente: gaestecuida.com
clubes para adultos mayores en queretaro - actividades recreativas adultos mayores - estancias adultos mayores en celaya

Durante 20 AÑOS nos hemos distinguido por la atención y el buen servicio ofrecido.

Blog del adulto mayor

Consejos de Belleza en la Tercera Edad - Casas de Reposo para Personas Mayores - Residencias de Adulto Mayor

Sigue estos consejos para que abuelitos cuiden sus ahorros

Las personas mayores que llegan a la etapa de la jubilación deben saber administrar su dinero, pues aunque ya no tienen gastos derivados de los h

residencias para ancianos en mexico - libros recomendados para gente mayor en mexico - estancias para adultos mayores en mexico

EL FUTURO ES DE LAS PERSONAS MAYORES

 El envejecimiento de la población mundial se acelera a un ritmo sin precedentes, y para el año 2050, el 17% de los habitantes del planeta t

guarderias para adultos mayores en toluca - manualidades sencillas para personas mayores - trajes de baño para adultos mayores

Oír bien, clave para los adultos mayores

“Mens sana in corpore sano” ha dejado de ser una frase solo para jóvenes activos. Hoy en día representa perfectamente la necesidad de los

Asilo para Personas de Mediana Edad en Querétaro - Voluntarios en Asilos Querétaro - Señoras Mayores en Querétaro

Caminar, aunque sea poco, alarga la vida

Un nuevo estudio que se publica en la edición digital de American Journal of Preventive Medicine concluye que caminar tiene el potencial de mejor