La vida no termina a los 40

Actividades Recreativas para el Adulto Mayor - Casa Club para Adultos Mayores en Querétaro - Ejercicios con Silla para Adultos Mayores
La vida no termina a los 40
 
Hasta no ver el -4- como primera cifra en la edad, uno sigue ilusionado. -¡Aún soy joven!- es el mantra. Pero ese -4- nos ubica. Ya dejaremos de ser treintañeros para empezar a ser cuarentones y luego cincuentones. La sonoridad misma, esa gravedad que viene con el -tón- final no parece augurar algo bueno.

Los 40 pueden ser vividos por algunos como el comienzo del declive, el descenso hacia las penumbras de la veteranía, cuando el cuerpo empieza a ceder cada vez más rápido ante la implacabilidad del reloj y su tic-tac.

Sin embargo, aunque la etapa final de la vida se pueda avizorar con mayor nitidez, aún quedan varias décadas. Y hay que aprovecharlas. Lo mejor es que parece cada vez más probable poder sacarle partido a la segunda mitad de la vida. -La longevidad es como una habitación. Hay que llegar con la llave para abrirla, y también importa el confort que esa habitación tenga para poder disfrutarla-, ilustra el geriatra Clever Nieto.

Más allá de esos slogans publicitarios como -Los 40 son los nuevos 20-, lo cierto es que la expectativa de vida ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos, gracias a un conjunto de factores en los que tiene que ver la ciencia pero también una mayor conciencia sobre lo que significa cuidarse. -Cuando yo era niño-, recuerda el médico y director ejecutivo de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular Mario Zelarayán —además doctor personal del presidente Tabaré Vázquez— -llegar a cumplir 100 años era algo tan extraordinario que solo eso ameritaba la tapa de la revista de Unesco. Hoy, y solo en Uruguay, hay más de 500 personas que ya han cumplido 100 años-, comenta.

Entonces, ¿qué hay que hacer para sacarle el máximo provecho a los años que quedan luego de llegar a los 40? Luego de consultar a varios expertos, Domingo aporta cinco tips para -cuerpo y alma- respectivamente.

Cinco consejos para cuidar el cuerpo

1 Diagnóstico

-Lo primero que hay que saber es cómo se llega a los 40-, afirma Mario Zelarayán. Un exhaustivo diagnóstico médico es imprescindible, como también lo es adoptar la actitud de predisposición hacia consultas regulares, aunque no haya síntomas que las motiven. Así que hay que dejarse de procrastinar (o ilusionarse que porque no hay síntomas está todo bien) y llamar a reservar hora con el médico de cabecera.

2 La meta de los 65 años

En segundo lugar —y esto es tal vez aún más importante — hay que plantearse la meta de llegar de la mejor manera posible a los 65 años. De acuerdo a Zelarayán, cumplir con esa meta aumenta la expectativa de vida: -Si uno llega a los 65 en buen estado, la perspectiva es diferente-, dice el médico y añade que estadísticamente se le pueden agregar 23 años más a la expectativa de vida del hombre, y 25 años a la de la mujer.

La analogía de Clever Nieto, de llegar con la llave y abrir la habitación para descubrir el estado de la misma viene a la mente en este contexto: -Sí, importa cómo llegamos-, admite Zelarayán, pero señala que hay una relación directa entre los órganos cerebro y corazón. -Todo lo que es bueno para el corazón, es bueno para la mente. Está esa idea de ¿Para qué voy a vivir hasta los 80 si no voy a estar bien de la cabeza?. Por eso recalco: si está bien el corazón, está bien el cerebro. Todos esos cuidados abonan la longevidad, y no son imposibles de conseguir-.

Más allá de comer -sano- y hacer ejercicio, consejos que se repiten sin cesar, las personas consultadas para esta nota hilan un poco más fino.

3 Hay que bailar

Como tercer punto está la actividad (moderada o más intensa) corporal. Para empezar, hay que diferenciar entre -actividad física-, -ejercicio- y -deporte-, tres cuestiones muy distintas. Las primeras constituyen el nivel primario. -Caminar, andar en bicicleta o bailar. Si tuviera que recomendar una, sería el baile. Hay que bailar mucho. Es la actividad física más completa-, dice el médico. -Los ejercicios implican otro compromiso. Y el deporte es para quienes ya lo hacían, si no, no. Luego de los 40 no hay que empezar a hacer deportes-. En general, la regla es: seguir haciendo lo que se hacía si no hay alguna patología que lo impida. -Si la persona no tomaba alcohol, no empezar. No tomar nunca. Si tomaba un poco, seguir tomando eso: un poco. Y si tomaba mucho, disminuir todo lo que se pueda el consumo de alcohol-.

4 Tres a atender

En cuarto lugar, como dice la geriatra y secretaria general de la Sociedad Uruguaya de Geriatría, Graciela Costa, hay que estar atentos a tres cosas en particular: la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto. Obviamente que los problemas de la segunda y la tercera edad no se agotan en esos tres puntos. -Es una generalización, pero a grandes rasgos esos tres ítems son los más problemáticos y a lo que se le debe prestar especial atención-, sostiene Acosta.

5 Reuniones y salir

En quinto lugar, Acosta apunta hacia algo que no es estrictamente un consejo médico: -No hay que perder los espacios de socialización. Solamente comer bien y hacer ejercicio no alcanza. Importan mucho las relaciones humanas que se pueda seguir teniendo. Lo social va de la mano de la salud mental y el relacionamiento lleva a muchas otras cosas, como caminar, comer bien y salir-.

   
Fuente: elpais.com.uy
01 Jun 2018
Keywords: Actividades Recreativas para el Adulto Mayor - Casa Club para Adultos Mayores en Querétaro - Ejercicios con Silla para Adultos Mayores

Eventos


Más eventos

Videos



Ver más videos

Noticias

Galería
Galería de Hacienda Vida Plena - Casa de asistencia y cuidado para adultos mayores en Querétaro



Noticias

Todas las noticias