La salud nutricional en las personas mayores

asilos de ancianos en queretaro - actividades para ancianos en asilo - imss rehabilitación adultos mayores
La salud nutricional en las personas mayores
 
En la sociedad actual disponemos de todo tipo de alimentos y en cantidad suficiente, para que la “despensa” de cualquiera esté completa y permita el desarrollo de pautas alimentarias adecuadas, sanas y equilibradas. Además se dispone de unos sistemas de salud pública que permiten, sin un coste excesivo para las personas, el control de la salud de una forma clínicamente adecuada.

Pues bien, a pesar de esto encontramos en determinados grupos de población, como son las personas mayores, altas tasas de desnutrición. ¿Cuál es el problema, entonces?

El problema parece que no es uno, sino dos. Por una parte, uno relacionado con los cambios fisiológicos debidos a la edad; y por otra parte a cambios de tipo socio-afectivos. Ambos problemas han de ser tenidos en cuenta en planteamientos dietéticos, tanto a nivel individual como colectivo.

Los factores fisiológicos que condicionan el mal estado nutricional de una persona están bien definidos y todos los tenemos presentes, pero además de estos debemos darles la misma importancia a otros factores característicos de esta población como son:
  • Malos hábitos alimentarios. No es fácil cambiar las costumbres cuando se ha comido toda la vida de una manera. En general este grupo de población no está muy abierto a los cambios.
  • Anorexia en la persona mayor, falta de interés por la comida y apatía en general lo que puede llevar a un estado de malnutrición.
  • Patologías limitantes a la hora de comer. Ya sean de deglución como la disfagia o limitantes físicas como el parkinson, la artrosis, etc. que hacen que la persona no pueda comer bien de forma autónoma.
  • Polimedicación. Muchos fármacos disminuyen considerablemente el apetito por lo que cuanto más medicamentos reciban más probabilidades habrá de inapetencia.
  • Somnolencia derivada en muchos casos de lo anterior, puede darse el caso que a la hora de comer o cenar no apetezca porque se duerman.

Por tanto a la hora de tratar nutricionalmente a estas personas, se recomienda tener una visión global y no la que responde estrictamente al déficit de proteínas o de otros nutrientes.

Un buen estado nutricional es fundamental en las personas mayores a la hora de afrontar complicaciones de otras enfermedades que puedan presentarse. Algunas de éstas son:
  • Infecciones agudas. En muchos casos en el tratamiento con antibiótico el paciente pierde apetito. Un buen estado nutricional hará menos notorio este problema.
  •  Curación temprana de úlceras. Es sabido que niveles óptimos de proteínas facilitan la cicatrización de las mismas.
  • Tratamientos farmacológicos que puedan debilitar al mayor, como quimioterápicos, etc. Aquí será imprescindible que el paciente tenga un buen estado.
  • Por todo lo anteriormente citado, os animo a que desde los centros prestemos atención a las pautas alimentarias de nuestros usuarios. Su buena alimentación ayudará a su calidad de vida.

   
Fuente: novaire.es
13 Jun 2016
Keywords: asilos de ancianos en queretaro - actividades para ancianos en asilo - imss rehabilitación adultos mayores

Eventos


Más eventos

Videos



Ver más videos

Noticias

Galería
Galería de Hacienda Vida Plena - Casa de asistencia y cuidado para adultos mayores en Querétaro



Noticias

Todas las noticias