Plenitud sexual en la vejez… ¿se puede?

como dar clases de computacion para adultos - clinicas para adultos mayores - guarderia de abuelos
Plenitud sexual en la vejez… ¿se puede?
 
Hablar de sexualidad generalmente nos lleva a pensar en la juventud o adolescencia. En este escrito encontrarás información interesante sobre la sexualidad en adultos mayores.

Para disfrutar de una sexualidad plena en esta etapa, es importante deshacernos de los mitos que se han creado alrededor del tema. Uno de ellos es el que dicta que toda mujer y hombre deben tener un cuerpo visualmente perfecto o que cumpla con las normas de belleza culturalmente establecidas. La realidad es que lo importante en la sexualidad es aprender a conocernos y estar interesados en conocer a la otra persona, explorar qué le gusta o no a la pareja y qué les hace sentir más cómodos, pues la sexualidad es una decisión personal.

La sexualidad, al igual que todas nuestras actividades va cambiando con el tiempo. Te invito a que hagas este pequeño ejercicio de imaginación: recuerda tus duchas durante los primeros años de tu vida: ¿Qué acciones ya podías realizar solo y en cuales requerías apoyo? Quizás tu cuidador no podía dejarte solo porque requerías ayuda. Cuando te duchabas en la adolescencia la situación era diferente. Ahora contabas con nuevas habilidades que te permitían ducharte sin ayuda, quizás tardabas menos, el juego en la ducha dejo de tener interés para ti.

En fin, también la sexualidad va tomando formas distintas en nuestras vidas.
Los adultos mayores han experimentado diversos cambios en su sexualidad cuando llegan a esta etapa, en la que particularmente nos enfrentamos a las siguientes situaciones.

Cambios físicos y fisiológicos:

*La mujer disminuye la producción de estrógenos, el hombre disminuye la producción de testosterona, lo que puede provocar respuestas sexuales más lentas y menos intensas. Asimismo, se pierde elasticidad corporal y pueden surgir enfermedades cardiovasculares o enfermedades como la diabetes, que quizás modifican nuestro estilo de vida. Sin embargo, no existen estudios que relacionen de forma directa a estas enfermedades con alguna disfunción sexual.

Lo recomendable es que consultemos con nuestro médico de confianza acerca de los cuidados sexuales relacionados con dichos padecimientos, pues dar por hecho que nuestra sexualidad ha terminado o que los adultos mayores no poseen apetito sexual puede limitar nuestra plenitud.

Aspectos sociales y psicológicos:

*La satisfacción sexual se vincula por lo general a la idea de que sexualidad es igual a erección más coito, nos limitamos a que por tanto, sin coito no hay sexualidad. Lo que puede traer consecuencias psicológicas en ambos miembros de la pareja como: perdida de interés en la sexualidad, creer que la vejez es una etapa de declive, frustración y comunicación poco satisfactoria. Pero si abrimos nuestra visión de la sexualidad, la vejez puede ser una oportunidad de aprender a vivir nuestra sexualidad de forma plena: Para la mayoría de las ancianas del estudio de Conway-Turner (1992), las caricias, besos y otras formas de contacto corporal resultaban ser una gran fuente de placer y eran los aspectos que más valoraban en sus relaciones íntimas.

*La historia de vida sexual de cada persona influye en la forma en que ejercemos nuestra sexualidad en la vejez. Al contrario de lo que le gente piensa, las personas que han ejercido una sexualidad plena en su vida tienen más probabilidades de que durante la vejez busquen satisfacer esta necesidad de una mejor forma, pues toda la vida ha sido un aspecto importante para la persona.

*Es probable que el adulto mayor enfrente algunos reajustes laborales como la jubilación, o quizá algunos duelos debido a que personas cercanas han enfermado o fallecido. Lo anterior puede traer como consecuencia depresión o desánimo, lo que también influye en la sexualidad.

Ante estas situaciones se recomienda que el adulto mayor se integre a nuevos círculos sociales que le permitan vincularse con personas que han aprendido a adaptarse a esta nueva situación. También realizar actividades de su agrado dentro o fuera del hogar, pues esto fortalece el estado emocional y permite que la persona descubra nuevas habilidades o recuerde que cuenta con algunas otras.

Algunos estudios revelan que los cambios fisiológicos normales en adultos mayores permiten la actividad sexual y las mayores limitantes se deben al poco cuidado de la salud en etapas anteriores, ideas religiosas y formas de entender la sexualidad basada en el coito.

Acudir a sesiones con expertos puede abrir nuestro panorama sobre la sexualidad y ayudarnos a mirar nuevas opciones para una sexualidad plena.

La plenitud sexual en la vejez es un ejercicio de toda la vida.

   
Fuente: capi.com.mx
11 Jul 2016
Keywords: como dar clases de computacion para adultos - clinicas para adultos mayores - guarderia de abuelos

Eventos


Más eventos

Videos



Ver más videos

Noticias

Galería
Galería de Hacienda Vida Plena - Casa de asistencia y cuidado para adultos mayores en Querétaro



Noticias

Todas las noticias