Fragilidad, un síndrome que nos acerca a la vejez

ejercicios para abuelitos - casas para gente mayor - casa para adultos mayores
Fragilidad, un síndrome que nos acerca a la vejez
 
¿Por qué hay personas que a los 45 años tienen peor salud que otras de 72? La respuesta reside en el concepto de fragilidad, que es el deterioro de las capacidades que le permiten a una persona valerse por sí misma con autonomía e independencia. Si se previenen los factores de riesgo que influyen en esta pérdida de facultades, envejeceremos con mucha más salud.

Si bien la vejez es inherente a la vida, de nosotros depende que sea lo más saludable posible. Este concepto de fragilidad aborda el deterioro y la vulnerabilidad de la población y es un nuevo desafío al que se enfrentan las sociedades modernas, porque limita al individuo frente a las demandas del día a día.

Los especialistas proponen identificar los factores de riesgo para llevar a cabo acciones preventivas, y para que un individuo sea considerado frágil, deben darse al menos tres de los siguientes indicadores: pérdida de peso involuntaria, agotamiento, pérdida de fuerza muscular (que implica un mayor riesgo de caídas y daños), sarcopenia (pérdida degenerativa de masa muscular), actividad física reducida y disminución de la velocidad para caminar.

El envejecimiento es un proceso oxidativo: las células y tejidos del organismo se deterioran debido al consumo de oxígeno, un elemento químico del que, b, nuestras células no pueden prescindir. Se trata de una evolución lógica: sólo envejece y muere el que nace. Recientemente se descubrió que los telómeros, que son las estructuras que protegen los extremos de los cromosomas, podrían estar implicados en los procesos de envejecimiento porque se van acortando tras cada división celular. Los retos de la investigación se centran ahora en el estudio de estrategias que puedan alargar estos revestimientos.

Prevención de la fragilidad

Si se previenen los factores de riesgo que afectan al síndrome de la fragilidad, la persona envejecerá con menos daños y, por consiguiente, con una mejor calidad de vida.

Para ello hay que estar atentos a los trastornos músculo-esqueléticos y locomotores, como los dolores musculares, la artrosis, la artritis, el codo de tenis, etc; las afecciones cardiovasculares, donde el primer factor que produce deterioro es la aterosclerosis (evolución progresiva de los depósitos de grasa en las arterias) y la sobrecarga del sistema cardíaco, isquemia coronaria, angina de pecho, infarto, insuficiencia cardíaca, ACV, ictus y embolia cerebral que eso conlleva; enfermedades respiratorias, como EPOC, asma o bronquiolitis; enfermedades metabólicas, especialmente la diabetes y la hipercolesterolemia; la malnutrición en personas mayores, que produce sobrepeso y obesidad; el sedentarismo y la falta de ejercicio físico; y el deterioro cognitivo, que se da en personas con alzhéimer o demencia senil; el deterioro anímico, producido principalmente por la depresión.

La esperanza media de vida aumentó significativamente en los últimos años y esto supone un reto importante para la sociedad, que debe adaptarse a una nueva realidad.

Una de sus consecuencias es el aumento de la edad de jubilación, de manera que tenemos trabajadores cada vez más mayores. En estos casos, el riesgo de enfermedad va a depender del envejecimiento y del entorno de trabajo (si las demandas superan a las capacidades). Será clave, en estos casos, que se adecuen los trabajos a la capacidad de la persona, que quizá pueda hacer la misma labor pero con otros tiempos y habilidades.


   
Fuente: lmneuquen.com
10 Mar 2017
Keywords: ejercicios para abuelitos - casas para gente mayor - casa para adultos mayores

Eventos


Más eventos

Videos



Ver más videos

Noticias

Galería
Galería de Hacienda Vida Plena - Casa de asistencia y cuidado para adultos mayores en Querétaro



Noticias

Todas las noticias