5 Factores Sociales Influyentes en la Sexualidad del Anciano

estancia para adultos mayores - programas de vivienda para el adulto mayor quer閠aro - residencia personas mayores queretaro mex

Los Factores Sociales influyen en la sexualidad de los mayores, quiz谩 tanto como los factores biol贸gicos. En gran parte, la valoraci贸n y respeto de la sexualidad en la tercera edad debe hacerse en el 谩mbito de la cultura popular, en el d铆a a d铆a, tanto como en el 谩mbito profesional y sanitario. El experto Jose 聳 Ram贸n Navarro nos explica cu谩les son estos factores.

1. Autopercepci贸n del atractivo sexual:

La persona mayor capaz de mantener una percepci贸n positiva de su cuerpo y de su pareja tiene muchas posibilidades de vivir relaciones sexuales satisfactorias.

La sociedad tiene la sospecha de que son las mujeres mayores, antes que los hombres mayores, las que pierden pronto su atractivo sexual, atribuy茅ndolo a que en ellas se produce una p茅rdida m谩s precoz de la capacidad de procreaci贸n. Pero 驴Cu谩l es el contexto general en cuanto a la sexualidad de la mujer mayor?

En un mundo donde se privilegia la juventud y la productividad no es dif铆cil que exista miedo a 聯llegar a ser viejas聰, situaci贸n din谩mica en la cual se las va considerando cada vez m谩s in煤tiles o, si se quiere, menos, poco o nada 煤tiles. El climaterio anticipa este sentimiento de vejez en la mujer; sentimiento que en el hombre de edad madura sucede dos 茅pocas despu茅s, cuando comienza a perder prestigio (A. Herrera).

En la mayor铆a de los pa铆ses, incluyendo los industriales, las propias mujeres mayores consideran que, v铆ctimas de la cultura en que viven y en la educaci贸n que reciben, la sexualidad les sigue siendo negada. Pero es un mito que hayan perdido el apetito sexual y si algo se ha probado con respecto a la materia es que la duraci贸n de la fase org谩smica en la mujer mayor sufre una disminuci贸n paulatina, sin sensible importancia.

Muchas mujeres temen err贸neamente que, terminada su funci贸n reproductiva van a perder tambi茅n la funci贸n sexual; pero no hay tal, puesto que la respuesta f铆sica a la estimulaci贸n se mantiene pese a los cambios hormonales de la postmenopausia. Es m谩s, a este respecto, los trabajos de Master y Johnson (1995) sugieren muy fuertemente que la actividad sexual peri贸dica ser铆a un escudo contra las alteraciones fisiol贸gicas del envejecimiento de la anatom铆a sexual de la mujer.

La experiencia del especialista en el tema A. Herrera parece demostrar como hecho general que:
a. Los cambios f铆sicos que se experimentan en el proceso de envejecimiento no han llegado a afectar radicalmente la sexualidad de la mujer anciana que es capaz de adaptarse a ellos.
b. Las mujeres perciben su sexualidad como un aspecto no poco importante en su vida y la pr谩ctica de su sexualidad transcurre ligada a su intimidad y con respecto a su pareja es una expresi贸n que se a帽ade a otras formas de amarla.
c. Y resulta as铆 que el amor se hace presente como parte fundamental en la relaci贸n de la pareja y en su vida compartida.
d. Uno de los hechos m谩s esperanzadores ha sido la comprobaci贸n de la paulatina pero apreciable disminuci贸n  del mito tan enraizado en la sociedad en relaci贸n con los adultos mayores y especialmente en relaci贸n con relaci贸n a la mujer mayor: la salida de los hijos del hogar esta afectando de modo positivo la vida sexual de l pareja, que a partir de entonces cuenta con mayor espacio y facilidades para ejercer m谩s libremente su sexualidad, pues ya no se precisa esperar el momento discretamente adecuado para tener relaciones y disfrutar plenamente de la mutua compa帽铆a. Se est谩 cambiando del mito del 聯s铆ndrome del nido vac铆o聰 por el de 聯misi贸n cumplida聰.
e. Aceptado el cambio de premisas, tal como hemos comentado, resulta consecuente admitir que se est谩 tambaleando en nuestro ambiente cultural el mito de que la mujer mayor ya no requiere sexo, de que no s贸lo es innecesario sino tambi茅n impropio y 聯anormal聰 a sus a帽os.

Por otra parte, las mujeres no perciben el sexo como algo malo. Incorporan el acto sexual a sus vidas, como parte importante de ella; pero en cierto modo caen en contradicci贸n: les resulta muchas veces dif铆cil asumir qued tienen deseos sexuales y tienden a esperar a que sea su pareja quien las busque e inicie la relaci贸n sexual.

Por otra parte, es satisfactorio observar la generosidad de la sexualidad de la mujer mayor: el mantenimiento de relaciones sexuales significa para ellas  un acto de entrega. Y por otra parte, siendo frecuente considerar la belleza como la clave en la estimulaci贸n de la sexualidad, para muchas el sentirse deseada equivale a seguir siendo bellas y j贸venes, en medio de una sociedad que da culto a la belleza f铆sica y a la belleza juvenil. En este terreno resulta que esta sociedad permite envejecer a los hombres sin juzgarles tan duramente por su apariencia f铆sica.

2. Acceso a una pareja:

En general no se considera correcto hablar p煤blicamente de la sexualidad y por lo que concierne al caso concreto de los ancianos parece improcedente y deshonesto plantear la posibilidad de que vivan su propia sexualidad. Tan es as铆 que la formaci贸n de parejas en la edad algo m谩s que madura suele ser mal aceptada y a los constituyentes de aqu茅lla se les regala con t茅rminos tan despectivos como los de 聯viejo verde聰 y 聯viuda alegre聰. El caso es que estos prejuicios sociales flagelan al anciano, priv谩ndole de su derecho de mantener su actividad sexual de un modo satisfactorio.

3. La viudez:

Parece demostrado que el hecho de perder la pareja es uno de los factores que m谩s influyen en el cese de la actividad sexual, lo que se agrava porque la interrupci贸n prolongada de la vida sexual de una persona mayor dificulta la recuperaci贸n de la actividad. Y es que a muchos les resulta imposible o, al menos, dif铆cil obtener placer con otra pareja cuando la convivencia con la persona fallecida fue satisfactoria.

La situaci贸n de viudez no es igual para la mujer que para el hombre: la tendencia social ha consistido en rechazar el establecimiento de nuevas relaciones afectivas e incluso de nuevo matrimonio en las mujeres viudas; lo cual ha limitado a煤n m谩s la actividad sexual de 茅stas. El 90% de las mujeres viudas han venido interrumpiendo sus relaciones sexuales a partir del fallecimiento de su esposo.

4. Dificultad para acceder a la intimidad:

Los ancianos que viven con sus hijos o est谩n institucionalizados no disfrutan del ambiente de intimidad m谩s adecuado para mantener relaciones sexuales, que les suelen ser prohibidas expresamente.

5. Cambios de domicilio:

Cuando el anciano se ve obligado a abandonar su domicilio habitual, ya sea por problemas econ贸micos o por padecer una incapacidad importante, de modo que se refugia en el domicilio de familiares directos o se acoge en Residencias, la pareja constituida desde a帽os atr谩s pierde la privacidad y su intimidad. Y cuando se les separa para repartir las cargas entre los miembros de la familia, 茅sta no suele sospechar siquiera que exista una necesidad de manifestaci贸n sexual: en estas situaciones es cuando necesitan m谩s perentoria e intensamente manifestar sus sentimientos y emociones y tener con quien compartirlos.

Hay que crear un reconocimiento social generalizado de esta necesidad, para s铆 encontrar la mejor soluci贸n cuando se decida el cambio de domicilio. Se debe mantener, se debe intentar mantener, el equilibrio entre la intimidad, la dignidad y los derechos del anciano, incluso cuando exista cierto grado de incapacidad mental, pues a煤n as铆 tiene capacidad para sentir placer y en muchas ocasiones precisan tocar y ser tocados y sentir calor.


Fecha: 07 Jan 2016


Fuente: blog.infoelder.com

Estancias disponibles:

Estancias de d铆a para abuelitos

Estancia de d铆a

Horarios de atenci贸n de 9AM a 5PM.
Es un espacio para fortalecer cuerpo y mente a trav茅s de diferentes actividades f铆sicas, terapias ocupacionales, rehabilitaci贸n f铆sica.

Estancia Temporal para adultos mayores

Estancia Temporal

Ideal para personas que por diferentes circunstancias (viajes, remodelaciones o imprevistos) requieren de un lugar para alojarse.

Estancia Permanente para personas de la tercera edad

Estancia Permanente

Apoyo a nuestros residentes en sus cuidados primarios, ofreciendo apoyo las 24 hrs. del d铆a por cuidadoras y enfermeras capacitadas para la atenci贸n de adultos mayores.

Lugar para Rehabilitaci贸n y Recuperaci贸n de adultos mayores

Rehabilitaci贸n y Recuperaci贸n

Estancia para Rehabilitaci贸n y Recuperaci贸n post hospitalaria o post operatoria del adulto mayor.

Durante 20 A脩OS nos hemos distinguido por la atenci贸n y el buen servicio ofrecido.

Blog del adulto mayor

hacienda para abuelos - abuelos de antes - abuelos modernos - descanso para abuelos - casa de abuelos

驴es normal que nuestros abuelos est茅n deprimidos?

Cuando una persona de la 聯tercera edad聰 se deprime, err贸neamente se suele considerar que tal conducta corresponde a alg煤n s铆ntoma normal de las v

Hacienda Vida Plena no es un asilo, es una casa de descanso y de entretenimiento por los adultos mayores

Personas mayores de 35 a帽os, discriminados en el mercado laboral

azm铆n Ramos/SIPSECANC脷N, Q. Roo.- Contrario a las empresas estadounidenses o europeas que consideran la experiencia laboral como un factor cla

Asilo para Personas de Mediana Edad - Voluntarios en Asilos Quer閠aro - Se駉ras Mayores en Quer閠aro

C贸mo envejecer sin ser viejo

驴Es posible envejecer sin llegar a convertirse en un viejo? 驴Tener 87 a帽os y jugar tenis es una curiosidad digna de ser destacada en el libro

Intalaciones de la casa de descanso en Quer閠aro - Descanso para ancianos - Medicamento para personas mayores

Subvenciones para la remodelaci贸n del hogar de adultos mayores con bajos ingresos

Se entregan subvenciones federales a los ciudadanos adultos mayores con bajos ingresos para ayudar a estimular el desarrollo econ贸mico y personal