Beneficios del voluntariado en la tercera edad

La jubilación provoca sentimientos enfrentados a muchas personas mayores. Por un lado, ha llegado el día en el que no tendrán que seguir un horario, cumplir unos objetivos, madrugar, vivir con estrés… pero, por otro, pueden surgir pensamientos como “ya soy mayor para seguir trabajando”, “la sociedad me da de lado”, momentos en los que no saber cómo emplear el tiempo libre, y se puede caer en el error de llevar una vida poco organizada, sin motivaciones ni ganas de realizar ninguna actividad que no forme parte de la rutina diaria. Esta actitud de dejadez puede provocar en el adulto mayor una reducción de sus capacidades físicas y mentales, aislamiento y soledad, e incluso desencadenar la aparición de una enfermedad.

Para las personas que no afrontan adecuadamente la jubilación, pero también para quienes la viven de una forma positiva y con ganas de seguir activo y hacer algo por los demás, el voluntariado puede ser una alternativa ideal en esta nueva etapa de su vida.

Beneficios del voluntariado en la tercera edad

Para cualquier persona ser voluntario resulta muy gratificante, porque sabes que con tu labor desinteresada estás ayudando a una o muchas personas que lo necesitan. Quien tiene este espíritu solidario obtiene importantes beneficios, especialmente mentales y emocionales pero, para una persona mayor, el voluntariado puede suponer muchas otras ventajas, como:

Mayor actividad: ser voluntario implica comprometerse a realizar una serie de actividades, en unos días concretos, y con una duración determinada, lo que supone que la persona debe mantenerse activa, salir de casa, desplazarse, etcétera.

Mejora el estado físico: un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Georgia y Florida State University muestra que las personas mayores que realizan acciones de voluntariado presentan menos posibilidades de perder capacidades físicas, como andar o subir escaleras. Esto se debe a que las labores físicas y la actividad que conllevan sus labores de voluntariado favorecen envejecer de forma más saludable.

Previene enfermedades: el hecho de mantenerse activo también reduce las posibilidades de padecer patologías metabólicas como la diabetes, la hipertensión o la hipercolesterolemia, mientras que mejora la salud mental y el estado anímico.

Evita la soledad: ser voluntario conlleva conocer a otras personas, tanto de la entidad en la que se colabora, como a aquellos a los que se ayuda. Es posible que sea necesario viajar, realizar actividades poco comunes en la rutina diaria, y establecer contacto con individuos muy diferentes. Para una persona mayor esto resulta muy positivo, porque evita el aislamiento social.

Abre la mente: las funciones que se realizan durante el voluntariado suelen ser muy diferentes a las que la persona llevaba a cabo en su trabajo. Son acciones solidarias, de ayuda, de apoyo, dirigidas a personas de diferente entorno social y edad, personas con discapacidad, en situación de pobreza, etcétera. Esto permite ver la vida desde otra perspectiva, lo que siempre resulta positivo.

Recibe ayuda también: si el voluntariado se realiza en una asociación de pacientes porque el voluntario padece la patología que representa la asociación, además de ayudar a los demás, se estará ayudando a sí mismo, porque estar en contacto con otras personas en su misma situación, que han superado problemas similares, y recibir información de forma tan cercana, resulta muy beneficioso para su salud física y mental.


Fecha: 22 Jun 2017


Fuente: webconsultas.com
residencias para ancianos en celaya - casa hogar para ancianos en cdmx gratuitos - especialistas medicos para la tercera edad

Durante 20 AÑOS nos hemos distinguido por la atención y el buen servicio ofrecido.

Blog del adulto mayor

Hogar de ancianos - Casa para personas mayores - Casa de descanso para ancianos

Prevención de Alergias

La prevención de las alergias ha sido de interés por décadas para el especialista en alergias y sus pacientes. Ya que las alergias y el asma se p

casas para ancianos - hacienda para ancianos - asilos para ancianos

Cómo planificar actividades para la tercera edad

Las actividades para la tercera edad solían estar confinadas a tareas tranquilas y sedentarias, tales como ejercicios de extremadamente bajo impa

imagenes de abuelos con nietos - actividades para ancianos en asilos - asilos en queretaro

Actividades recreativas para personas mayores

Con frecuencia se considera que ser un jubilado es haber llegado a un tiempo de descanso y relajación, pero también se piensa como un tiem

Casas de Reposo para Enfermos de Parkinson - Cmo Festejar a una Persona de la Tercera Edad - Estancia Temporal para Adultos Mayores

Gimnasia cerebral para ejercitar la memoria

Antes se creía que la pérdida de memoria y la confusión eran parte del proceso normal del envejecimiento, pero esto ya no es así. Hoy en día, div