fbpx

Ejercicios para mejorar la circulación en personas mayores

Ejercicios para mejorar la circulación en personas mayores, los problemas de circulación sanguínea son bastante habituales en la sociedad. Sin importar la edad que se tenga. Sin embargo, estos problemas se ven con más frecuencia en aquellas personas que padecen sobrepeso, diabetes o arteriosclerosis, así como a las personas de edad avanzada y quienes tienen discapacidad física.

El padecer mala circulación en piernas o en brazos puede producir problemas para la salud. Ya que puede ocasionar desde hormigueos, calambres, enfriamientos en las extremidades, inflamaciones, fatiga o falta de apetito sexual entre los casos más moderados. Ejercicios para mejorar la circulación en personas mayores , mientras que al agravarse se puede experimentar un mal funcionamiento de distintos órganos. Como por ejemplo los riñones o el hígado. Así como también puede hacer más lenta la digestión y producir problemas gastrointestinales y producir problemas cerebrovasculares como trombos, infartos o ictus.

También hay que destacar que cuando el flujo de sangre se hace más lento, también se reduce la fortaleza del sistema inmunitario. Pues este presenta más problemas a la hora de detectar y combatir patógenos eficientemente. Haciendo que las personas se vuelvan más vulnerables frente a los distintos tipos de infecciones.

¿Cuáles son las consecuencias de la mala circulación en las personas que tienen discapacidad?

Cuando se trata de personas con una edad avanzada. Los problemas de circulación sanguínea en las piernas están relacionados con la presencia de úlceras en las venas, heridas en la piel y despigmentación. Así como con la caída del cabello y lo quebradizo de las uñas.

Estos síntomas son mucho más fuertes cuando se tiene de problemas de movilidad o se debe hacer uso de una silla de ruedas. Agregándole otros problemas como el entumecimiento o un color de piel azulada en la piel. Ejercicios para mejorar la circulación en personas mayores. La cual se conoce como cianosis y que se produce cuando el oxígeno no llega bien a las piernas o a los brazos.

En estas personas también es frecuente que aparezcan manchas de tono rojo o violeta. Afectando mayormente a los pies y las piernas. Las cuales se producen cuando se genera una filtración de la sangre por fuera de los vasos sanguíneos.

A pesar de que muchas de estas señales pueden ser visibles al ojo humano. En muchas ocasiones es necesario realizar pruebas médicas para verificar la fluidez de la circulación de la sangre. Dentro de estas pruebas destacan las siguientes.

  • Ultrasonidos
  • Tomografías
  • Angiografías
  • Pruebas de dímero D, las cuales pueden detectar la coagulación
  • Pruebas de presión sanguínea en las extremidades inferiores.
  • Examen de glicemia y curva de tolerancia a la glucosa, si se trata de problemas asociados con la diabetes.
  • Pruebas de anticuerpos contra los glóbulos rojos.

¿Se puede hacer algo para prevenir los problemas de circulación sanguínea?

Algunas de las complicaciones provocadas por la mala circulación son prevenible. O se pueden corregir si se modifican algunos hábitos diarios. Como por ejemplo el llevar una dieta saludable y balanceada, reducir el consumo de alcohol y cigarrillo. Consumir más agua y realizar actividad física de manera rutinaria.

  • Dieta mediterránea alimentos
  • También se pueden aplicar masajes que ayuden a mejorar la circulación.
  • Alimentación saludable

Llevar una dieta balanceada es fundamental para prevenir cualquier problema de salud. Es por eso que se recomienda aumentar el consumo de frutas y de verduras. Sobre todos aquellas que aporte una buena cantidad de vitamina C. La cual suele contribuir con el flujo de la sangre por las venas y con la producción de colágeno y de elastinas. Dos elementos que ayuden a prevenir la formación de placas en la sangre.

También es importante incorporar alimentos ricos en vitamina B. La cual contribuye con una reducción en la cantidad de aminoácidos, los cuales suelen endurecer las arterias.

Pero dentro de una alimentación saludable también es necesario incluir la ingesta de una buena cantidad de agua todos los días. Así como reducir la cantidad de sal y de carnes rojas que se consume, aumentando así la ingesta de pescados y carnes blancas. Ya que esto ayuda a activar el sistema cardiovascular y para disminuir el colesterol y la presión arterial.

Masajes para mejorar la circulación de la sangre

Dentro de los beneficios que aportan los masajes, está la estimulación de la circulación de la sangre, la oxigenación de las células y la transferencia de sangre oxigenada a todos los músculos del cuerpo. Ejercicios para mejorar la circulación en personas mayores, lo que se traduce en una ayuda para disminuir las inflamaciones, producir alivio y relajar las piernas.

Pero para hacer que estos masajes sean verdaderamente efectivos, es necesario acudir a un masajista profesional o a un fisioterapeuta. Sobre todo cuando las personas padecen heridas en la piel, venas varicosas o traumatismos que requieren un cuidado especial.

Hidroterapia

La hidroterapia para beneficiar la circulación se realiza tomando baños con agua caliente, así como también se puede usar una técnica más avanzada que consiste en aplicar chorros de agua fría y chorros de agua caliente con una variación en la presión, pues estas terapias también ayudan a mejorar la circulación sanguínea.

Ejercicios que mejoran la circulación de la sangre en las piernas

Uno de los factores que más influyen en la mejora de la circulación sanguínea en las piernas es la realización de movimientos y ejercicios específicos. Que ayuden a que la sangre fluya mejor por el torrente sanguíneo, dentro de estos ejercicios destacan los siguientes.

Elevación de piernas: Basta con mantener las piernas ligeramente elevadas con respecto a la cabeza a la hora de dormir o de tomar una siesta.

Uso de escaleras: Subir y bajar escaleras también estimulan la circulación sanguínea, en especial en las extremidades inferiores, por eso se recomienda disminuir el uso de ascensores y comenzar a usar escaleras. Siempre que no se cuente con una discapacidad que lo impida por completo.

Caminar todos los días: En el que caso de que los problemas de movilidad que se padezcan no impidan caminar, se deben realizar caminatas diarias por lo menos 30 minutos o si no usar un reposapiés móvil, ambas opciones ayudan a estimular la circulación en las piernas.

Dentro de los otros ejercicios sencillos, pero efectivos para mejorar la circulación de la sangre en las personas con movilidad reducida destacan los siguientes.

Ejercicios mujeres de avanzada edad

Separar y unir las piernas: Cuando se realiza este sencillo movimiento de forma repetitiva ayuda a que la sangre retorne desde las piernas hacia las otras partes del cuerpo y previene la formación de varices y las llamadas arañas.

Giros de piernas: Para realizar este ejercicio se debe permanecer tumbado sobre una esterilla o sobre una alfombra, para luego estirar y levantar una de las piernas, con ayuda en caso de necesitarla, y realizar giros en el sentido de las agujas del reloj. Este es un ejercicio recomendado tanto para las personas que realizan ejercicios y deportes, como para quienes padecen problemas de movilidad, ya que para ambos casos ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Flexiones de pies: Los distintos tipos de flexiones que existen son altamente beneficiosas para estimular la circulación y darle fuerza a los músculos, pero para este tipo de ejercicios solo se debe levantar las puntas de los pies para mantener dicha posición por varios segundos mientras se permanece sentado con los talones pegados al suelo.

Con toda esta información no hay razones para no comenzar a seguir todos estos consejos y poder mantener la circulación de la sangre fluyendo correctamente por el cuerpo. Evitando así un gran número de complicaciones relacionadas con la movilidad reducida y la discapacidad.

Comentarios de Facebook

Welcome to shopping hubOffer that’s too sweet to resist!

20 %Off

20ABSOFF

Active just for few hours. Use it now!